Gobierno y constitución de Marruecos

Estándar

El presente documento es un extracto de la monografía sobre MARRUECOS elaborado por la Oficina de Información Diplomática cuyo texto íntegro puede encontrarse en la página Monografías de la OID del web site del Ministerio de Asuntos Exteriores de España.

Como en dicha página se indica,

“La Oficina de Información Diplomática pone a disposición de los profesionales de los medios de comunicación y del público interesado en general la presente colección de monografías sobre países con los que España se relaciona.

La información contenida en las mismas es pública y basada en datos objetivos, sin contener en ningún caso tomas de posición políticas, ni valoraciones subjetivas.

Los datos están actualizados a la fecha que figura en cada caso”.

Aquí, el lector podrá encontrar extractado del capítulo III. CONSTITUCIÓN Y GOBIERNO de dicho informe:

III. CONSTITUCIÓN Y GOBIERNO

La Constitución actual marroquí fue aprobada por referéndum de 13 de septiembre de 1996 y promulgada por Dahir de 7 de octubre del mismo año (Boletín Oficial del Estado 10-10-1996).

Se trata de un texto que, como gran novedad, incluyó la institución de un sistema parlamentario bicameral. El Parlamento se compone de una Cámara de Representantes y otra de Consejeros. La elección de los diputados de la Cámara de Representantes, es por sufragio universal, directo y secreto, en su totalidad (hasta la reforma sólo se hacía en sus 2/3).

La Cámara de Consejeros, por su parte, es elegida indirectamente a través de las Colectividades Locales, las Cámaras Profesionales y los Sindicatos y tendrá capacidad para plantear un voto de censura al Gobierno además de para proponer leyes, controlar la actividad del Ejecutivo y constituir comisiones de investigación.

La Constitución, por otro lado, reinstaura los antiguos planes de desarrollo, que sustituyen a los programas económicos y sociales integrados; contempla la existencia de un Tribunal de Cuentas y la creación de Tribunales Regionales de Cuentas y consagra la Región como colectividad local institucional junto a las Prefecturas Provinciales y las Comunas, con vistas a la consecución de la descentralización administrativa. Declara asimismo que el Gobierno es responsable no sólo ante el Rey sino también ante el Parlamento y establece garantías para el ejercicio del derecho de propiedad y de la libertad de empresa.

Por lo demás, en su Preámbulo y Títulos 1.º y 2.º se señala que el Reino de Marruecos es un Estado musulmán soberano y constituye una parte del Gran Magreb. Como Estado africano, uno de sus objetivos es la realización de la unidad africana. Se adhiere a los principios, derechos y obligaciones de aquellas organizaciones internacionales de las que es miembro y trabaja por la preservación de la paz y de la seguridad en el mundo.

Marruecos es una monarquía constitucional, democrática y social. La soberanía pertenece a la nación y es ejercida directamente por medio del referéndum e indirectamente por las instituciones constitucionales. Todos los marroquíes son iguales ante la ley y todos los mayores de edad gozarán de igualdad de derechos políticos, incluyendo el de sufragio. Están garantizadas las libertades de movimiento, opinión, discurso y el derecho de reunión. El Islam es la religión del Estado.

La Corona de Marruecos y sus correspondientes derechos constitucionales son hereditarios en los sucesores del Rey y son transmitidos al hijo mayor a no ser que, en vida, el Rey haya nombrado como sucesor suyo a otro de sus hijos. El Rey es el símbolo de la unidad, garantiza la continuidad del Estado y salvaguarda el respeto al Islam y a la Constitución. El Rey tiene poderes para nombrar y destituir al primer ministro y a los ministros y preside el Gabinete. Promulga la legislación aprobada por el legislativo y tiene facultades para disolver las dos Cámaras del Parlamento o una de ellas solamente; está facultado para declarar el estado de excepción y para iniciar revisiones de la Constitución. El Rey es el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas; nombra los cargos civiles y militares, los embajadores; firma y ratifica los tratados; preside el Consejo para la Planificación del Desarrollo Nacional y el Consejo Supremo de Justicia y ejerce el derecho de gracia.

El Poder Legislativo consta de dos cámaras, la Cámara de Representantes y la Cámara de Consejeros. La primera se compone de 325 miembros, que son elegidos por sufragio universal directo para un periodo de 5 años. La segunda tiene 270 miembros, elegidos de la siguiente manera:3/5 en cada región por un colegio electoral compuesto por representantes de las colectividades locales;2/5 en cada región por colegios electorales compuestos por representantes de las cámaras profesionales y por miembros de un colegio electoral de representantes de los asalariados.

El Parlamento aprueba la legislación. La Cámara de Representantes otorga o deniega la confianza al Gobierno: La Cámara de Consejeros vota mociones de advertencia o de censura. Esta última entraña la dimisión del Gobierno, siempre que sea aprobada por mayoría de 2/3.

El Gobierno es responsable ante el Rey y ante el Parlamento y garantiza la ejecución de las leyes. El primer ministro ejerce los poderes establecidos por la ley, a excepción de aquellos ámbitos reservados al Rey y debe presentar ante el Parlamento el programa de Gobierno, siendo responsable de la coordinación del trabajo ministerial.