La colección dirhames del emirato omeya Andaluz conservada en la real Academia de la Historia

Estándar

por Almudena Ariza Armada

Resumen: En el presente artículo se dan a conocer los fondos de moneda omeya emir al andaluz­ de la colección monetaria de la Real Academia de la Historia, a través de su estudio crítico y catalogación actualizada. Dichos fondos están compuestos por un total de 184 dirhames de plata cuya cronología abarca desde el año150 H. hasta el año 269 H… Asá­ mismo, en la medida de lo posible, se ha reconstruido la historia de la génesis y evolución de dicha colección.

Abstract: The following article presents the funds of Emiral Coinage from al-Andalus belonging to the collection of coins in the Real Academia de la Historia (Madrid), through the critical study and updated classification. These funds consist of 184 silver dirhams whose chronology runs from the year 150 H. through 269 H… There is also an attempt to trace the history of the creation and evolution of this collection, as far as possible.

Palabras Clave: Numismática, Emirato, Al-Andalus, Hallazgos, Colecciones, Real Academia de la Historia, Catálogo s.

Key Words: Numismatic, Emirate, Al-Andalus, Finds, Collections, Real Academia de la Historia, Catalogues.

La colección de monedas del Emirato Independiente que se conserva en la Real Academia de la Historia y se estudia en el presente trabajo [1], cuenta con un total de 184 dirhames de plata. A diferencia de los otros fondos de la colección, estas piezas se encuentran en general bien clasificadas y organizadas en los cajones del monetario. Si bien, con todo, carecían de una catalogación actualizada y completa, que aportara suficientes datos a los investigadores, lo que este trabajo aspira a solventar.

Los datos sobre las piezas que aportaban los tejuelos, cuando aportaban alguno, se referían exclusivamente a su cronología y, sólo en algún caso, a la procedencia de las piezas en cuestión [2]. Carecían por tanto de los datos básicos referentes a peso, módulo y catalogación, así­ como de otras posibles referencias de interés. En cuanto a la clasificación cronológica, realizada siguiendo a Miles, plantea problemas en cuanto a la atribución de las piezas a los distintos emires [3], así­ como errores y lecturas dudosas en los dígitos de las fechas.

En 1879, el Académico D. Fco. Codera, en el apéndice XIII de su obra Tratado de Numismática Arábigo-española, publicada en Madrid en dicho año, recogió, junto con las de otras colecciones, una relación de las piezas que conformaban por aquellas fechas la colección de monedas Omeyas de la Real Academia de la Historia. Según su obra, la colección estaba formada por aquel entonces por un total de 130 ejemplares del Emirato Independiente. [4] Seis años después, en 1885, la colección de moneda Omeya de la Academia se incrementó notablemente, tanto cuantitativa como cualitativamente hablando, gracias al importante donativo de D. Fco. Caballero Infante, por aquellas fechas miembro correspondiente de la Real Academia en Valencia, quien donó a dicha institución cincuenta y ocho dirhames omeyas, cuarenta y seis de ellos pertenecientes al Emirato, y los doce restantes del Califato.[5] De los cuarenta y seis dirhames emígrales que donara, sólo hay constancia clara de que se conserven en la Academia cuarenta y cuatro de ellos, faltando por tanto dos ejemplares de los años 156 y 186 H. respectivamente[6]; estos cuarenta y cuatro dirhames suponen un 24% del total de las piezas de plata del Emirato Independiente. De la colección de la Real Academia se realizó en su día las improntas de los ejemplares que la constituyan que, recogidas en una carpeta titulada Colección de la Real Academia de la Historia, se encuentra actualmente en el Instituto Valencia de Don Juan. [7]

Por Último, en 1893, A. Vives y Escudero en su obra Monedas de las dinastas Arábigo-Españolas, volvió a hacer recuento de los fondos de la colección de la Real Academia de la Historia, esta vez no por número de piezas y añade acuÑación, como hiciera Codera, sino por las tipología definidas en su obra, pudiéndose así­ apreciar la composición de la coleccionen dicha fecha. [8]

De los siete omeyas que detentaron el Emirato Independiente en al-Andalus sólo los cinco primeros están representados en la colecciona través de sus emisiones argentíferas, es decir, [II] y Muhammad [I], no contando la colección con ninguna pieza acuñada por al- tal y como se puede apreciar en los siguientes gráficos:

El gobierno de [I] está representado por un total de treinta y un dirhames que abarcan una cronología comprendida entre los caos 150 y 171 H. Solamente cuenta por tanto la colección con emisiones de veintiuno de los treinta y tres caos que duró su emirato, careciendo de ejemplares de los doce primeros caos de su mandato. Es conocida la inexistencia de acuñaciones durante los primeros años del emirato de [I] debido al periodo de inestabilidad inicial que sufriera su gobierno, si bien se conocen emisiones, aunque escasas y esporádicas, a partir del año145 H., emisiones que no serán estables hasta el año150 H.[9] De este periodo de cinco años comprendido entre los años 145 y el 150 H. no cuenta la colección de la Real Academia con ningún ejemplar que lo represente. De las acuÑaciones posteriores, ya regulares, estÁn prÁcticamente todos los años representados, a excepción del 152, 155, 158 y 159 H., coincidiendo precisamente con aquellos años en los que la emisión monetal es mÁs escasa o incluso inexistente como ponen de manifiesto los distintos hallazgos de moneda emiral.[10] Se trata por tanto de una muestra bastante coherente y proporcionalmente representativa de lo que fueron las emisiones monetales llevadas a cabo por[I].

Los escasos dirhames de[I] que se encuentran en la colección(seis ejemplares) abarcan el período comprendido entre los años 172 y 179 H., correspondiéndose con los años del gobierno del emir, si bien no hay ningún ejemplar de los años 175 y 176 H., años en los que se aprecia un ligero descenso, que no desaparición, de las emisiones a tenor de los datos proporcionados por los hallazgos conocidos.

Las emisiones de [I] estÁn representadas por un total de setenta y ocho ejemplares, lo que supone un 42% del total de la colecciónsiendo por tanto las acuÑaciones de este emir las mejor representadas desde un punto de vista cuantitativo. Adolece la colecciónde la falta únicamente de ejemplares de los primeros años del emirato de[I] (de los años 180 al 183 H.) así como del año192 H., correspondiéndose dicha carencia con períodos en los que se manifiesta un descenso muy significativo de las emisiones monetales, tal y como evidencian los hallazgos, frente a la abundancia de ejemplares para el resto de los años. Abundancia que empieza a ponerse de manifiesto a partir del año194 H., incrementÁndose durante los años 195 al 199 H., para volver a decaer paulatinamente entre los años 200 y 205 H. como puede apreciarse en el siguiente grÁfico y queda patente en la coherente muestra de la colecciónde la Academia:

La colecciónde la Real Academia cuenta con un total de cuarenta y dos dirhames de[II] que abarcan en el tiempo todo el período de su gobierno. La representación de sus emisiones monetales únicamente carece de ejemplares de los años 207, 214 y 216 H., contando para el resto de la cronología solamente con uno, dos o a lo sumo tres ejemplares de cada aÑo. El significativo incremento en la producción monetal que tiene lugar durante el emirato de[II] respecto a los gobiernos anteriores no queda de manifiesto en la colección, reduciéndose así considerablemente la representatividad de la muestra en lo que a volúmenes de emisión para este período se refiere:

Por último, las piezas correspondientes al emirato de Mu|ammad [I] contabilizan un total de veintisiete ejemplares cronológicamente comprendidos entre los años 238 y 269 H.. Faltan ejemplares de los tres Últimos años de su gobierno (270, 271 y 272 H.), así­ como de los años 249, 253, 254, 255, 259, 261, 262, 264, 265, 266, 267, y 268 H., contando los años representados a lo sumo con dos ejemplares, no poniendo así de manifiesto la evolución que ha lugar en las curvas de producción que se suceden durante el gobierno de Muhammad [I], pudiéndose por tanto considerar esta muestra como la menos representativa de la colección.

En cuanto a las leyendas móntales y su distribución en el Área que aparecen en los cuantos de todos los dirhames del Emirato Independiente, se mantienen regulares siguiendo el modelo formal del periodo precedente (aunque introduciendo pequeñas variaciones estilísticas), perpetuando así el modelo omeya como un elemento re afirmativo de identidad e independencia frente a los cambios políticos y móntales que tienen lugar en Oriente. Dichas leyendas son las siguientes:

Todos los dirhames del Emirato Independiente llevan en su cuño el nombre de la ceca de al-Andalus y la fecha de acuÑación, siendo sus cospeles de plata de buena ley, de una pureza en torno al 90%, y un peso medio aproximado en torno a los 2,70 gr.[11].

Catalogo

El presente Catálogo está organizado atendiendo en primer lugar al orden cronológico, en segundo lugar a la tipología, y en Última instancia al peso de las piezas. Como referencias bibliográficas se da el correspondiente número del Catálogo de Vives y del de Miles por ser los dos compendios o corpus fundamentales para este periodo[12]. Se ha intentado localizar el origen de todas las piezas de la colección estudiadas, y cuando han sido publicadas anteriormente se ha indicado[13]. Se da la descripción más completa posible de cada pieza, complementando así­ los datos aportados por Miles. A este respecto, no se han considerado como variantes ni la existencia o no del punto central del reverso que aparece en algunos ejemplares, ni las gráfilas de las orlas, aunque su­ se indican ambos aspectos.[14] En el presente artículo no he abordado un estudio en profundidad sobre la cuestión de las orlas en las acuñaciones emígrales y su posible relación con los distintos talleres, grabadores de Chuao y/o los distintos , estudio que no se ha realizado con el suficiente rigor hasta la fecha y que espero poder llevar a cabo en un futuro trabajo, ya que considero que la muestra no es suficientemente representativa para un estudio de este tipo por carecer de emisiones de algunos caos del Emirato y fundamentalmente por no haber un número suficientemente importante y regular de piezas para cada aojo. No obstante, nótese la secuencia evolutiva de las orlas que puede apreciarse observando los datos de la octava columna del Catálogo, y que marca las líneas de investigación a seguir.[15] Los nombres y símbolos que aparecen en ocasiones sobre o bajo las leyendas centrales, Única innovación tipológica que se introduce en la moneda del Emirato Independiente respecto al periodo de los gobernadores, no se especifican, al venir ya indicados por el tipo de Vives y Miles.